martes, 21 de junio de 2011

LOS EXVOTOS DEL SANTUARIO DE CLARINES

En el santuario de Ntra. Sra. de los Clarines, al igual que en otros muchos recintos sagrados de la Baja Andalucía, existió un gran número de ofrendas de agradecimientos, que fueron depositadas en el mismo por los devotos de la Virgen. Estos objetos solían colgar de las paredes de la ermita y con los mismos el oferente pretendía dar una muestra pública del favor o favores recibidos de la divinidad. Estos objetos solían ser textos, pinturas, réplicas de órganos corporales y otros artilugios variados.

Solían ser estos una muestra del diálogo humanizado entablado entre la Virgen y el devoto. Una comunicación alejada de los cánones establecidos por la teología oficial, según la cual ese diálogo debía circunscribirse a la oración. Con esta fórmula el devoto de la Virgen de los Clarines, que no renuncia a la oración, pretende, además, dejar testimonio público de la capacidad de la imagen de la Señora para obrar milagros. Es, por tanto, un pacto de reciprocidad asimétrico entablado entre el oferente y la Virgen.

Estas ofrendas, también denominadas en el lenguaje popular como promesas, milagros, cuadros, votos,…, son conocidas técnicamente como exvotos, palabra derivada del latín y que significa, según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, “ofrenda o don, que los fieles dedican a Dios, a la Virgen o a los santos en señal de recuerdo de un beneficio recibido”. Estos exvotos, como antes indicábamos, podían presentar diversas tipologías, por ejemplo, podían ser representaciones artesanales de alguna parte del cuerpo humano, realizadas en metal, madera o cera; también podían ser objetos relacionados con alguna dolencia padecida, tales eran los casos de las muletas, bastones, cabellos, gafas…; de igual modo podía tratarse de objetos o cosas personales de los fieles, tales como uniformes, vestidos, mortajas…, y; finalmente, también podían tratarse de cuadros pictóricos de carácter representativo en los que se describen de manera minuciosa el hecho milagroso alcanzado de Nuestra Señora de los Clarines.

En la ermita de Clarines estos exvotos ya han desaparecido del recinto sagrado, más adelante entraremos a analizar las causas que han motivado su no presencia en el mismo. De todos los que se encontraban en el santuario, tan solo nos han llegado cuatro ejemplos, todos ellos de carácter pictórico. Se trata de tablas o lienzos pintadas al óleo, de autor anónimo, que se conservan en el museo del propio santuario en Clarines. Todos ellos, con un gran valor histórico y etnográfico, son una pequeña muestra de la abundante colección que en el pasado existió en la ermita. Tienen un importante valor histórico y etnográfico pues nos permiten conocer datos sobre la historia de la devoción a la Virgen en estas tierras y, a la vez, son un reflejo de las costumbres de la zona por parte de los devotos. Por tanto, forman parte del patrimonio de la Hermandad y deben protegerse y conservarse adecuadamente para contribuir al conocimiento del rico patrimonio de la propia Hermandad.

El exvoto pictórico narrativo tiene un carácter representativo, al describirse en el mismo, de manera minuciosa, el hecho milagroso acontecido, además de los datos del sujeto beneficiado que es quien realiza la ofrenda. Pero, además de este carácter, estos exvotos presentan otras características comunes:

.- Pretender ser públicos, es decir, persiguen dar cuenta pública del favor recibido para que sea conocido por todos. Tienen, por tanto, una intención divulgadora de la capacidad de la imagen de la Virgen para obrar milagros.

.- Igualmente tienen un carácter perdurable. El oferente desea que su ofrenda tenga un carácter estable y que permanezca junto a la imagen venerada.

En la actualidad esta costumbre se ha perdido en el santuario de Clarines, al igual que en otros muchos de nuestro ámbito geográfico, no obstante, en otros, se han conservados en recintos museísticos, perfectamente catalogados y conservados. El devoto en la actualidad prefiere recurrir a otro tipo de donaciones tales como joyas, velas, aportaciones monetarias, misas, novenas,… para agradecer a la Virgen la gracia pedida. Entre las causas que se pueden barajar para explicar la desaparición de los exvotos, podemos citar fundamentalmente dos:

.- Una de carácter general, cual serían las directrices emanadas desde la jerarquía eclesiástica que se muestra contraria a este tipo de prácticas, al considerar que las mismas deben ajustarse a la oración.

.- Otra de carácter particular, se trata de las reformas acaecidas en el santuario de Clarines en la segunda mitad del siglo XX, especialmente a partir de 1970, cuando a raíz del terremoto del año anterior, la ermita se somete a una profunda remodelación, que además de acabar con su estructura tradicional, también acaba con los exvotos y otros objetos existentes en el santuario.

Para concluir con nuestro trabajo vamos a hablar de la estructura que suelen presentan los exvotos o promesas conservados actualmente en el santuario de Clarines. En ellos podemos distinguir dos espacios fundamentales:

.- Un plano celestial, situado a la izquierda, generalmente en lo alto, en el que suele mostrarse la imagen de la Virgen de los Clarines.

.- Otro plano humano, a la derecha y que ocupa la mayor parte de la escena, en donde se refleja el accidente o suceso por el cual el devoto se encomendó a la divinidad.

.- Finalmente en dos de los cuatro exvotos conservados aparece una franja de texto, que ocupa la zona baja del cuadro, donde a modo explicativo se narra la razón de ser del mismo, apareciendo, además, la identidad de la persona que realiza el exvoto y la fecha del suceso.

Tres de los exvotos conservados presenta una razón de ser idéntica, cual es la búsqueda de la intercesión de la Virgen para sanar a un enfermo. De ahí que su estructura compositiva sea casi idéntica: La Virgen a la izquierda de la escena, representada en un plano celestial en dos de los casos y sobre un altar en el tercero; mientras que a la derecha de la imagen aparecen el enfermo sobre su cama y las personas que se encomendaron a la Virgen en petición de salud para el afligido.

El cuarto exvoto hace referencia a otro tipo de hecho o razón de ser. Se trata de la escenificación de un accidente acontecido en un carro tirado por bueyes, en una escena que parece corresponder a una jornada de romería, si tenemos en cuenta los adornos de la carreta y la cantidad de personas que presenciaron el suceso. Al igual que en los anteriores la imagen de la Virgen, en un plano celestial, aparece a la izquierda de la escena, mientras que el suceso acontecido ocupa el resto del cuadro.

Fichas:

Exvoto n. 1.


Técnica: óleo sobre tabla.

Enmarcación: Sí. Marco dorado.

Medidas: 35,5 ancho x 25 alto. Marco: 42,5 x 31

Fecha: 1859

Texto: "Hallándose Antonio Pérez gravemente enfermo de calentura celebrale y no encontrando medicina, su madre Rosa Ramírez se encomendó a Nuestra Señora de los Clarines y sanó en el año 1850.


Exvoto n. 2.

Técnica: óleo sobre lienzo.

Enmarcación. Sí. Marco dorado.

Medidas: 43 ancho x 33 alto. Marco: 49.5 x 39,5

Fecha: Irreconocible. Siglo XIX

Texto: "Hallándose gravemente enfermo Joaquín Borrero González, se encomendó su madre Isabel González y su tía María González a la Virgen de los Clarines y sanó milagrosamente. Agosto de año (irreconocible)”.


Exvoto n. 3.

Técnica: óleo sobre lienzo.

Enmarcación. Sí. Marco dorado.

Medidas: 44 ancho x 30 alto. Marco: 50,5 x 37

Fecha: S/F. Siglo XIX ?

Texto: Sin texto.


Exvoto n. 4.

Técnica: óleo sobre lienzo.

Enmarcación. No.

Medidas: 48 ancho x 39 alto.

Fecha: S/F. Siglo XIX?.

Texto: Sin texto.


lunes, 13 de junio de 2011

LAS ELECCIONES MUNICIPALES EN BEAS. 2011. ESTADÍSTICAS.

los datos que aportamos, ayudarán a analizar y comprender el proceso electoral celebrado en nuestro municipio el pasado 22 de mayo de 2011.