viernes, 23 de diciembre de 2011

FELICIDADES A TODOS LOS LECTORES DEL BLOG




CON ESTA IMAGEN DE UNO DE LOS BELENES DE MI COLECCION
QUIEROS DESEAROS A TODOS LOS LECTORES DEL BLOG
UNAS FELICES FIESTAS DE NAVIDAD.

jueves, 1 de diciembre de 2011

LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS DE 2012. ¿QUÉ PUEDE PASAR EN BEAS?

¿Qué comportamiento puede esperarse en el electorado beasino de cara a las elecciones al Parlamento de Andalucía del mes de marzo próximo?

Es esta siempre una hipótesis basada en los resultados obtenidos por las distintas formaciones en convocatorias pasadas y siguiendo los datos que se pueden consultar en el cuadro adjunto.

Previsiblemente el Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A) ganará las elecciones a nivel local, pero obtendrá un menor respaldo popular que el logrado en las Elecciones Generales celebradas en noviembre pasado. Y ello podría ser así a tenor de los resultados que se han ido produciendo en las últimas convocatorias electorales.

Como nuestros lectores conoceran, en esta convocatoria última del día 20 de noviembre, esta formación política ha obtenido el respaldo mayoritario del electorado beasino, con el 54,9% de los votos. Desde el año 1996 las elecciones al Parlamento de Andalucía y las Elecciones Generales han coincidido en el calendario electoral. En todas estas convocatorias conjuntas la tendencia manifestada por el electorado beasino ha sido la de respaldar con menores apoyos al Partido Socialista en las elecciones autonómicas que en las generales. Así, en 1996, el PSOE obtuvo el apoyo del 68, 25% de los votos en las elecciones al Congreso, mientras que al Parlamento de Andalucia logró el apoyo del 66,68% de los votantes (1,5 puntos de diferencia). Cuatro años después, en el año 2000 los socialistas lograban el 64,94% de los votos en las generales y el 64,31% en las autonómicas, en esta ocasión la diferencia no fue muy significativa, apenas 7 décimas de punto. En el 2004, cuando José Luis Rodríguez Zapatero se alzó con el triunfo a nivel nacional, el PSOE obtuvo en Beas un 70,47% de los votos emitidos, mientras que en las elecciones autonómicas ese porcentaje fue del 67,11%, es decir más de 3 puntos de diferencia. Esta misma horquilla se mantuvo en la siguiente y última convocatoria en que ambos procesos electorales coincidieron en el tiempo. En el año 2008 el PSOE lograba el respaldo del 63,15% de los electorales en las generales, mientras que a nivel regional, el candidato Manuel Chávez era respaldado por el 60,06 de los votantes.


En otros procesos electorales en que ambos comicios no han coincidido en el calendario, también se ha ido manifestando esta misma tendencia, como puede comprobarse por el cuadro adjunto, al comparar datos de 1982, 1986, 1989 -1990 y 1993-1994. Siempre ha habido una diferencia de entre 3 y 4 puntos a favor de las elecciones generales sobre las autonómicas. Además en esos procesos el gobierno del Estado y el de Andalucía siempre ha estado presidido por miembros del partido socialista: Felipe González, a nivel estatal, y Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Chávez a nivel regional.


No obstante, en estas elecciones, en que ambos procesos no coinciden en el tiempo, se producen dos nueva circunstancias: por un lado, el PSOE presenta un nuevo candidato a la Presidencia de la Junta, José Antonio Griñán, que todavía no ha sido sometido al veredicto popular, recordemos en este sentido que el candidato que el partido tuvo en el año 2008 fue Manuel Chávez González. Por otra lado, el gobierno del estado y el de la región están dirigidos ahora por fuerzas políticas distintas, algo que no había sucedido en etapas anteriores cuando los dos procesos electorales no coincidieron en el tiempo. Por ello, es posible que el comportamiento del electorado beasino sea diferente al hasta ahora expresado.


Con toda seguridad la segunda fuerza política a nivel local en las futuras elecciones autonómicas será el Partido Popular de Andalucía (PP) que desde el año 2004 ha ido manifestando una tendencia creciente de apoyos en las elecciones autonómicas: del 17,57 en 2004 ha pasado al 29, 17% en 2008, lo que supone un aumento de algo más de 10 puntos. 

Si analizamos los procesos electorales, se observa que habitualmente, al menos desde 1993, el Partido Popular ha obtenido en Beas unos resultados similares a los que ha ido cosechado a nivel estatal, a penas hay 1 punto de diferencia entre esos datos. Por tanto, todo parece indicar que en esta ocasión sus resultados serán superiores al 30% de los votos, como ha sucedido en las elecciones generales del 20 de noviembre, donde se ha alzado con algo más del 32% de los votos emitidos a favor de las distintas candidaturas.

Solo en los años 1982 y 1989-90 se produjeron mayores distancias entre los resultados obtenidos por el Partido Popular a nivel regional y estatal. 
El caso del año 1982 es un tanto particular por los movimientos políticos existentes a nivel interno en los distintos partidos políticos. Ese año la fuerza arrolladora del partido socialista, cuando se elegía por vez primera al parlamento regional, se alzó con el triunfo en Beas, eclipsando los resultados de la entonces conservadora Alianza Popular de Antonio Hernández Mancha. En ese momento, mayo de 1982, todavía la UCD, aún encabezada por Adolfo Suárez, logró converitirse en el segundo partido más votado en nuestro municipio en las elecciones autonómicas. Pero unos meses después, en octubre de 1982,en las elecciones generales, Alianza Popular recupera terreno gracias a los problemas internos de la UCD-CDS,  pasando del 4,65% del mes de mayo en las autonómicas, al 13,33% en las generales,aquellas que dieron el triunfo arrollador a Felipe González.  

En 1989-90, ya bajo las siglas del Partido Popular, las diferencias entre los resultados autonómicos y generales no van a ser tan significativas como cuatro años atrás. Pero, pero a diferencia de lo que sucedía con los socialistas, el respaldo al Partido Popular va a ser mayor en las elecciones regionales que en las estatales: 3 puntos de diferencia. 


Izquierda Unida-Los Verdes parece correr una suerte inversa, en cuanto a apoyos por parte del electorado, a la del Partido Socialista. Mientras más apoyos obtine el PSOE, menores son los respaldo hacia Izquierda Unida, y viceversa. No siempre esta tendencia ha sido así, pues en algunos momentos ha salido beneficiado de la pérdida de apoyos por parte del PSOE, el Partido Andalucista. No obstante, también hay que indicar que en ciertos momentos el nacionalismo andaluz también se ha visto favorecido por la pérdida de votantes del Partido Popular. De cara a las elecciones de marzo de 2012, la lógica parece indicar que el beneficiado del retroceso del PSOE por su lado izquierdo, será la coalición de Izquierda Unida, toda vez que el Partido Andalucista aparece en claro retroceso, como ha sucedido en las elecciones generales. Por tanto IUCA-LV puede superar en marzo la barrera del 6% de los votos, e incluso mejorar estos resultados, como ya sucedió en 1994, en que alcanzó el 8% del apoyo del electorado.


La gran incógnita será conocer el comportamiento de Unión Progreso y Democracia, formación a la que es muy difícil pronosticar un resultado dado la juventud de la misma. Pero si el comportamiento del electorado beasino es similar al de estas últimas generales, todo parece indicar que mejorará sus resultados, sin que estos lleguen a ser todavía muy significativos.